Resultados encontrados

Presentaron el Hotel Termal de Almirón en Montevideo

Publicado: 23/07/2012

En la sala de conferencias del After Hotel en Montevideo se llevó a cabo la presentación oficial del Hotel Termal Almirón de cuatro estrellas a construirse en el complejo sanducero, el cual fue adjudicado a la empresa Atijas Casal Arquitectos.


Dicho evento contó con la presentación del Intendente Bertil Bentos, el director general de Promoción y Desarrollo, Dr. Ramiro Díaz; el director de Turismo, Andrés Mannise; el asesor en turismo de la Intendencia de Paysandú, Remo Monzeglio; y el director general de Descentralización, Humberto Sconamiglio. Invitados especiales, entre ellos operadores turísticos y el diputado por el Departamento de Paysandú, Miguel Otegui; celebraron con júbilo el proyecto presentado e incluso sugirieron la pronta concreción para sumarlo cuanto antes a los paquetes turísticos.
El proyecto arquitectónico cuenta con una inversión de aproximadamente 3 millones de dólares y será construido en el solar 72 del referido centro termal, exactamente en la esquina que forman el camino Guayabos y la Ruta 90. La empresa tiene un plazo de construcción de dos años y el hotel "contará con tres plantas, 42 habitaciones en suite con terraza propia y vistas panorámicas, con posibilidad de ampliar a 100 habitaciones", de acuerdo a lo indicado por el arquitecto Gabriel Raij en representación de Atijas Casal Arquitectos.
Además tendrá sectores sociales como restaurante y bar, solarium y piscina. La empresa adjudicataria de la licitación para la construcción, será la propietaria del hotel y responsable de su gestión. La distancia a las piscinas del Centro Termal es de 150 metros y el hotel estará ubicado unos cinco metros por encima del nivel de las piscinas lo que brindará una majestuosa vista panorámica.
En tal sentido, el asesor en Turismo, Remo Monzeglio destacó la magnitud de la inversión y expresó que el centro termal cuenta con "las aguas de mayor valor terapéutico".
Por su parte, el Intendente Bertil Bentos agradeció la presencia de los invitados y destacó que se está viviendo "un momento muy especial en la vida del propio Gobierno Departamental. Estamos jugados a lo que significa el desarrollo turístico del Departamento contando para eso con dos centros termales de importancia como lo son Almirón y Guaviyú".
"La construcción de este hotel forma parte de los capitales que se están radicando en el departamento. Este es un viejo reclamo del departamento y nos sentimos orgullosos que en esa administración se pueda estar concretando para engrandecer la proyección turística de Paysandú", agregó el Intendente. Asimismo adelantó que la meta es construir uno de similares características en el Centro Termal de Guaviyú.
Posteriormente se remarcó las propiedades del agua salada, únicas en la región por las propiedades minerales y la salinidad de sus aguas, que alcanzan un máximo de 42 ºC. Las Termas de Almirón son muy apropiadas para uso medicinal, por ser de origen marino y por sus características geoquímicas diferenciadas con alto contenido de sales, particularmente sulfatos y cloruros, alto tenor de calcio y medio de magnesio. Por su alta salinidad, estas aguas son recomendadas para tratamientos reumáticos de distinta índole.
El Centro Termal Almirón está enmarcado dentro de un paisaje de colinas onduladas, montes naturales y arroyos, cuenta con piscinas techadas con sistemas de chorros, 3 para baños de inmersión y una piscina con agua fría, lo que hace de este Centro Termal un lugar para disfrutar todo el año.
El edificio se posa sobre el terreno como bandejas desfasadas jugando con la poética horizontal predominante del paisaje y posicionándose en forma estratégica en el conjunto. Las mencionadas bandejas se desfasan generando espacios fluidos de relación luz y sombra a partir de la orientación, optimizando el diseño solar pasivo del edificio tanto para su iluminación natural como el aprovechamiento de la ganancia energética. Se pone en valor la conformación de espacios de interacción interior-exterior de reunión social en el bloque bajo. Mientras, el bloque alto alberga las funciones de habitación.
El equipamiento urbano, asientos, iluminación y botes de residuos será unido por sendas de ciclovías que proponen la integración con el resto de las actividades del corredor termal específicamente con la albergada en el centro terapéutico termal que se construirá a escasa distancia.
En su sector social el edificio cuenta con lobby, recepción, depósito de valijas, escaleras y ascensor, área administrativa, servicios higiénicos y tisanería. El área de restaurante y bar posee servicios higiénicos, dependencia de cocina, depósito y almacenaje asociado a un lunch exterior con deck, solarium y piscina.
Dependencias para empleados (vestuarios, comedor y estar), sala de juegos multimedia y lúdicos con servicios higiénicos y depósito de juegos, así como sectores de dependencias para limpieza, lavandería, depósitos de residuos y mantenimiento, completan las instalaciones.
El sector privado consta de 42 habitaciones en suite con terrazas con solarium y sectores de contemplación.
El proyecto trata de compatibilizarse con el entorno de una forma sustentable y prevé contar con azoteas terminadas con piedra partida de forma de evitar el efecto de "isla" por el cual se produce el recalentamiento del aire al ser reflejado por las superficies horizontales. Además, se plantarán especies autóctonas con otras que colaboren con el proyecto de paisaje integrador. En lo que refiere a la gestión de residuos, será utilizado un sistema de clasificación desde su origen en tres grupos: orgánicos, plásticos y vidrio, residuos papel y cartón, los cuales serán tratados por trituración y compactación para su disposición final al sistema de recolección municipal.
Cuenta también con un plan de gestión del agua sanitaria mediante inodoros con cisterna de doble descarga y griferías ecológicas con sistema de aireador. Las aguas servidas (efluentes líquidos y sólidos) se volcarán a un sistema de fosa séptica conectado a un humedal de totoras o planta aeróbica desde la cual se derivará a una parcela de infiltración para su drenado. De esta forma, se tratan los efluentes líquidos al entorno y se minimiza el mantenimiento de los efluentes sólidos a una gestión anual en su limpieza.
El edificio dispondrá de una serie de colectores solares en la azotea para generación de agua caliente sanitaria. La iluminación exterior será comandada por células fotoeléctricas y timmers. Los tipos de lámpara serán de bajo consumo tipo led y halogenuros metálicos.
En la etapa de construcción el proyecto prevé utilizar materiales regionales que fomenten la economía local y reduzcan la contaminación por transporte