El Turismo Wellness combina tratamientos estéticos y de salud, a los cuales se suman otras actividades.

Publicado: 03/05/2017

La palabra “wellness” proviene de la conjunción en inglés de los términos “well being”, que significa bienestar, y “fitness”, que hace referencia a una buena forma física.


Como filosofía de vida, es una propuesta mediante la cual se establece que “para llevar una vida plena es imprescindible la armonía entre lo mental, lo físico y lo psíquico”.

El objetivo es que el visitante encuentre satisfacción y placer mediante la aplicación de masajes, productos y diversas actividades físicas para desintoxicar, revitalizar y sanar, logrando el bienestar del turista, desde una perspectiva física, espiritual, y actividades recreativas para bajar el estrés citadino.
 
En general, los tratamientos se hacen en base al agua. Se dice que el 87% de las propuestas se elaboran con este elemento tan vital. En tanto, también se utilizan otros componentes como arcillas, algas, vinos y la infaltable madre tierra. Generalmente, cada centro u hospedaje tiene un director médico y un equipo de profesionales que asegura la calidad de los programas y evalúa de manera previa las condiciones de cada viajero.
 
En escenarios naturales y alejados de las grandes ciudades, centros de belleza, complejos de aguas termales y hoteles con Spa incluido se convierten en las alternativas más elegidas para recuperar energías, relajarse y disfrutar del aire libre.
Al momento de elegir un hotel es ideal que ya incluya un Spa con servicios de masajes, jacuzzi y áreas de relajación. Durante el viaje se recomienda no perder la rutina de cuidado personal con la práctica de yoga, pilates, bicicleta, natación o caminatas. Es imprescindible cuidar el cuerpo mediante el consumo de comidas livianas, mucha agua y frutas.
 
En la Argentina hoy existen numerosos hoteles o resorts de alta gama especializados en estos tratamientos de salud, belleza y relajación tendientes a recuperar energías y contrarrestar el estrés.
En este rubro wellness los Spa juegan un rol preponderante y se destacan los masajes descontracturantes o con piedras calientes. Entre los tratamientos más innovadores los hay con hojas de viña o chocolates. Nunca faltan las clases de yoga, pilates o aquagym, así como las actividades al aire libre.
 
Entre los tratamientos más destacados ofrece fangoterapia y baños de chocolate de propiedades adelgazantes, desintoxicantes y reafirmantes; además de masajes tailandés, ayurvédico y shiatsu.
Hay programas terapéuticos que integran tratamientos de belleza, relajación y salud. Incluye saunas, duchas escocesas, piscinas con hidromasajes y alternativas de vinoterapia, como exfoliaciones con semillas de uvas, humectaciones de vino y uvas, y masajes energizantes de Cabernet. También hay clases de elongación, yoga y Tai Chi, así como rafting, mountain bike y trecking..
 
El bienestar representa distintas cosas para cada uno de nosotros, y no hay un solo camino hacia una vida equilibrada.
El Turismo Termal, es parte del Turismo Wellness, en cuanto éste incluye programas orientados a la mejora de la salud cuya motivación principal es el cuidado del cuerpo ya sea por motivos de salud, o simplemente por el deseo de mejora física, pudiendo estar combinado con otras motivaciones (animación, descanso, gastronomía, naturaleza).”
 
El Turismo Termal es una modalidad que “consiste en desplazamiento de turistas hacia centros de aguas termales con fines curativos, preventivos o simplemente recuperación de hábitos saludables, ruptura de la rutina y reducción del estrés”

 

Marcela Medina Navarro - Carlos Bahr

Arquitectos

Asesores en Turismo de Salud y Bienestar

Búsquedas populares