Resultados encontrados

Tips para tener en cuenta y disfrutar de las aguas termales

Publicado: 06/08/2015


El mismo día que arribes a las termas o la ciudad que la contiene se recomienda no darse un baño, porque el cansancio del viaje y la falta de costumbre al microclima pueden hacer que te enfermes o que no puedas aprovechar sus ventajas. Puede que te sientas mareado o con desgano, sobre todo si la piscina está a una temperatura muy alta.



Si te das un baño por cuestiones de higiene (algunos hoteles ofrecen aguas termales hasta en las duchas), que sea a una temperatura menor o igual que el cuerpo, para reactivar la circulación y las energías.


No permanezcas más tiempo del aconsejable en las piscinas, sobre todo las que son cubiertas o con el agua demasiado caliente. Los instructores o médicos son los que indicarán los minutos para cada caso en particular.


Ten en cuenta que la presión que el agua caliente ejerce sobre la caja torácica hace que la inspiración sea más simple pero no la espiración. Puede traerte somnolencia, sensación de fatiga o cansancio. Apenas experimentes estos síntomas, sal de la piscina.


No tomes demasiados baños de inmersión en un mismo día: sobre todo si tienes alguna enfermedad en particular. Los vasos no reaccionan de la misma manera cada vez que ingresas en las piletas y lo primero que se contraen son los conductos sanguíneos. Si esto ocurre varias veces en un período muy corto puede traer complicaciones.

Fuente Mejor con Salud