Resultados encontrados

Los visitantes de Termatalia saborearon el cabrito orgánico del chef ejecutivo del Amerian

Publicado: 06/10/2014

Se trabaja con la finalidad de darles a los productores caprinos la alternativa de comercializar sus animales de más de 20 kg, hoy desaprovechados.


 LAS TERMAS, Río Hondo (C) En el marco de la 14ª edición de Termatalia 2014 que se desarrolla y finaliza hoy en las instalaciones del Autódromo Internacional Termas de Río Hondo, se acondicionó una carpa donde los visitantes entre expositores, empresarios del sector y periodistas nacionales y extranjeros pudieron degustar el ‘cabrito orgánico’. El plato fue elaborado por el chef ejecutivo del Amerian Hotel Carlos V, José Gálvez quien estuvo acompañado por el chef Andrés Aragón, ganador del concurso del programa televisivo Cocineros Argentinos.

La iniciativa de insertar en el mercado regional y local al ‘cabrito orgánico’ surgió del programa de gestión de la calidad y diferenciación de alimentos (Procal II). Impulsado por el Ministerio de Agricultura de la Nación, el proyecto de producción del chivito orgánico busca potenciar la producción caprina en el departamento Río Hondo, especialmente en los capones que tienen entre 20 y 23 kilos. La clave está en el trabajo en conjunto entre la Nación, Provincia, Municipio y asociaciones de productores locales.
Delicia

El chef ejecutivo José Gálvez explicó sobre su preparación: ‘Estamos trabajando sobre la utilización de la cabra y el capón que son los animales más grandes de la familia de los cabritos. Siempre usamos el cabrito, la cabra y el capón quedan sin utilización. La idea es que también la gente pueda aprovechar del animal grande, hicimos una serie de comidas con mucha creatividad, elaboramos unas cuantas como para que la gente supiera en qué más se puede utilizar a la cabra como para darle comercialmente una dinamismo más a la crianza de estos animales, ya que es uno de los principales comercios e industrias de esta zona. Sobre todo también le interesa saber a productores de cabra de otros lados que tienen el mismo problema, y que no saben lo que van a hacer con el animal grande o adulto’.
Proyecto

Más adelante señaló: ‘Lo que estamos tratando es ver qué hacemos con el animal de 20 kilos, por ejemplo un cordero de 22 o 23 kilos es el mejor para comer, pero son distintas texturas, distintas carnes’.
Señaló que ‘para un buen producto, hay que conocer los lugares donde se crían, que sea una zona acorde para el crecimiento óptimo del animal; una alimentación y crianza correctas; si camina o no lo hace; si está en el corral o fuera del mismo, son clave para lograr un buen cabrito orgánico. Estamos trabajando en varias cosas muy buenas, buscando el permanente perfeccionamiento. En el caso del hotel, el objetivo es crear platos que sean cómodos para el paladar del huésped, tanto los nacionales como los extranjeros. Tenemos que seguir transformando esta materia para que sea gustosa al plato, en cualquier tipo de industria que se pueda trabajar’.l

Publicado el 04/10/2014 ElLiberal.com.ar