Resultados encontrados

Ciudades termales

Publicado: 11/09/2014

En Argentina, se encuentran las Termas de Río Hondo, las de Copahue y el complejo termal Fiambalá.


Santiago del Estero - Río Hondo

La ciudad de Termas de Río Hondo se encuentra en cercanías del río Dulce y es la ciudad termal más importante de Sudamérica. Los atributos de las aguas termales de Río Hondo son mineromedicinales y se aprovechan en diversas terapias medicinales. 

La ciudad ha tenido en los últimos años un marcado desarrollo que hace más cómodo su acceso a través del moderno aeropuerto y jerarquizados hoteles que dejan atrás la imagen de exclusivo destino de mayores.

En tradicional Hotel Los Pinos (5* y sistema all inclusive) hace un par de años rompió la estacionalidad y durante el verano mantiene sus puertas abiertas. Esta iniciativa tuvo una singular respuesta que consolida la tendencia. 

La ciudad muestra su perfil turístico con propuestas de caminatas, cabalgatas, mountain bike y deportes náuticos en el dique Frontal. 

Un moderno autódromo, museos, uno de los más grandes casinos del país y un apego a la tradición que se manifiesta en variopintas peñas, conforman una interesante propuesta cultural. 

Neuquén - Copahue

Las termas de Copahue se encuentran sobre la cordillera de los Andes, a 376 kilómetros al noroeste de la capital neuquina. 

Ubicadas a casi 1.980 metros sobre el nivel del mar, la villa de Copahue, que alberga al complejo, está rodeada por un paisaje diseñado por la acción volcánica, las glaciaciones y la erosión del viento. 

En invierno Copahue permanece cubierto de nieve por lo que el funcionamiento de las termas es de diciembre a abril, ocasión en las que se puede disfrutar de las benéficas aguas mineromedicinales, fangos, algas y vapores, los que se utilizan en distintos programas de salud, relax y belleza. 

Además, los baños de vapor y la mayoría de los baños externos están construidos sobre manantiales naturales. 

Catamarca

El complejo termal Fiambalá se encuentra a 15 kilómetros de la localidad del mismo nombre en el departamento Tinogasta. 

Cuenta con 17 piletones naturales de roca cordillerana, que disponen uno detrás de otro en un cauce natural en nueve niveles de pendiente, de modo que el agua va descendiendo al mismo tiempo que se enfría.  

Servicios de alojamiento y gastronomía posibilitan una mayor estadía en el complejo termal.

Las aguas surgen en lo alto de la quebrada a 75º y en el primer piletón tiene desde 52º a 30º tiene propiedades híper termales; sulfatadas, silicatadas; alcalinas bicarbonatada y débilmente cloruradas.

Por Redacción LAVOZ